¿Por qué es importante humanizar tu marca?

¿Por qué es importante humanizar tu marca?

Las grandes ideas nunca escasean. Siempre están ahí, esperando el momento indicado para hacer su puesta en escena. Sin embargo, mucho del tan esperado éxito dependerá de cuán cercanos y cómodos se sientan tus clientes hacia tu marca.

En este dinamismo de interconexiones, las cuentas en las distintas plataformas de redes sociales se han vuelto determinantes para el desarrollo y posicionamiento de emprendimientos. Atrás quedó la antigua agenda telefónica. Cuando queremos saber algo o investigar sobre un restaurante o tienda que nos recomendaron, tomamos el smartphone y buscamos en nuestra red social preferida. Una vez localizada, ¿tu marca inspira confianza, o al contrario, sigue atascado en el trato frío y distante?

Si deseamos entender de qué va el humanizar una marca, con cambiar de posición con tu cliente será suficiente. ¿Recibimos tratos hostiles? ¿Pasan de nuestras sugerencias? ¿No sabemos ni el nombre la persona que nos atiende porque se siente tan ajeno como estar con un robot? Si es así, entonces estamos frente a una empresa que no nos da la importancia que merecemos.

A eso apunta la humanización de las marcas, proyectar una imagen agradable y familiar que propicie una conexión especial con tus seguidores, quienes dejarán de ser clientes para ser tus amigos. Por lo que llevar el calor del contacto humano a las plataformas propiciará el posicionamiento de tu marca.

En esta oportunidad, te explicaremos cómo humanizar tu marca y sus efectos positivos.

 

Retroalimentación

Como todo acto social, la comunicación será clave para tejer una relación entre tu marca y tus seguidores. ¿A quién no le gusta recibir atención cuando hacemos un comentario o compartimos una opinión que consideramos valiosa?

Más allá de la calidad que caracteriza a tu empresa, escuchar a quienes se benefician de ella marcará la diferencia. Alejémonos del eterno error de «subestimar al otro y creer que no hay nada que debamos mejorar». Responder comentarios y hacer consultar sobre asuntos puntuales desdibujará la máscara de seres autómatas detrás de la pantalla.

 

Sincronía

Si tu público es joven o de cierta locación, lo ideal será interactuar utilizando temas de interés y códigos y expresiones familiares para ellos. Pero, ¡espera! No te pedimos maltratar el lenguaje. Puedes mostrarte profesional en sintonía con tus clientes y sin perder la esencia de tu empresa. Considera que si tu objetivo es posicionar una cuenta de escritores amateurs o de corte y costura, lo mejor será atender sus inquietudes y no mostrarte superior usando palabras «rebuscadas».

 

Siempre en onda

¡No te quedes atrás! El uso de tendencias te ayudará a humanizar tu marca al estar «en onda» con lo que acontece en el mundo o en un contexto determinado. Toma nota de lo que está en boga de tu target y adáptalo a tu empresa. Las nuevas opciones de la última actualización de Instagram, Twitter, o los magna eventos como el Mundial de Fútbol, los Premios Óscar y el Miss Universo son ejemplos de que si no estás hablando de ellos en tus redes, no estás a tono.

 

Coherencia

Siguiendo con el punto anterior, puedes estar en onda sin perder el rumbo. Mantener la coherencia entre lo que ofrece tu marca y el cómo lo ofrece alimenta la humanización, pues si la cuenta está abocada a rutinas de ejercicios, retos y consejos para sobrevivir a los gimnasios y alimentación saludable, lo mejor será mantener el perfil que define a una propuesta de tales características. Considera que si te manejas una cuenta que promueve la defensa y cumplimiento de los derechos humanos, nadie esperará toparse con chistes, a diferencia de la cuenta personal de un humorista.

La coherencia entre tu contenido y cómo lo presentas harán que tus seguidores se sientan más cercanos, y que interactúan con alguien «real».

 

Retrata a tu team

¡Ah, mira! Se ve súper simpático. Seguramente es lo que dirán tus seguidores cuando vean una fotografía del team en acción.

La humanización de tu marca implica generar emociones en los potenciales clientes. Como mencionamos más arriba, esta conexión emocional se puede traducir en confiabilidad, comodidad y proximidad. Debemos enfocarnos en transmitir a nuestros clientes que son tomados en cuenta y no son ignorados por máquinas. Recordemos que toda empresa es gestionada por personas y ese es el trato que debe retribuirse.

Cuando nos sentimos cómodos con el trato que recibimos, resulta mucho más sencillo empatizar. Mostrar a las personas o al equipo de trabajo que atiende las inquietudes y recibe los agradecimientos y elogios de miles de seguidores ayuda a humanizar tu marca. Colocarle rostro y nombre forjará un hilo donde se sientan identificados con aquel tras la cuenta de Instagram, Twitter o Facebook.

Las stories serán una estupenda herramienta para compartir con tus seguidores a los gestores en pleno proceso creativo, en su espacio habitual. Esto expondrá una imagen cálida y afable.

Atención cálida y protagonismo

Si bien dejar un comentario sin contestar o ignorar los correos electrónicos (todavía los usan) es contraproducente, responder de una manera distante e impersonal es igual de malo, ¡o hasta peor!  Procuremos un trato cordial con nuestros clientes, se trate de un halago o una queja.

En esta carrera enérgica por posicionar tu marca, lo que transmitas impactará enormemente en el desarrollo y aceptación de tu empresa.

Por otra parte, si estás más que consciente sobre lo que acabamos de señalar, actívame mostrándole a tu público fotografías, vídeos o comentarios de clientes satisfechos. Aunque no lo digan, o quizá sí, a ellos les encantará que pienses en ellos para algo tan importante como la promoción.

Si su felicidad es el objetivo final de tu empresa, ¿por qué no darle el protagonismo que se merecen?

 

Abarca responsablemente

Sabemos que estar presente en todas las redes sociales potencia nuestra visibilización frente al mercado. No obstante, muchas veces terminamos dedicando más tiempo a cuentas de redes sociales puntualices mientras descuidamos otras. Esto proyectará una mala imagen de nosotros en el cotidiano caso de que quieran interactuar con nosotros y resulta que nuestra última publicación en Facebook fue hace tres semanas.

Enfócate en las redes que puedas manejar con el talento humano que ya tienes. Recuerda que la magia de las redes es la participación e inmediatez.

 

 Humanizar para avanzar

Ya te hemos contado el impacto positivo de acercar tu marca a los clientes a través de las redes sociales y no limitarte solo al cumplimiento del producto o servicio. Convendría analizar la efectividad de las estrategias implementadas en tu empresa o si las acciones en curso están orientadas a crear cercanía con tus clientes y seguidores.

Es importantísimo tener presente que las empresas no serían nada sin el componente humano, porque los emprendimientos se construyen poco a poco y necesitan de una planificación que abarca distintos aspectos: target, servicio, marketing.

Garantiza el futuro prometedor de tu gran idea invirtiendo ganas y tiempo en las emergentes estrategias de social media. Empieza por acercar de la forma más humana posible a tus consumidores sin que la pantalla se convierta en tu enemigo.

Luego de leer nuestros consejos, ¿crees que tu marca es lo suficientemente humana? Coméntanos aquí abajo o en nuestras redes sociales qué opinas al respecto. Encuéntranos como  wepaalatam en Facebook, Instagram y Twitter.